Tag Archives: papel

Plumas para volar

12 Abr

Aunque sea metafóricamente hablando, claro.

El año pasado viví unos cuantos meses entre nuestros vecinos galos y, entre el bagaje de cosas buenas que traje conmigo a la vuelta, estuvo el uso de la estilográfica para escribir. Allí estos instrumentos se vendían por todas partes, incluso en la sección de papelería del supermercado para su uso escolar. No lo pude resistir y me hice con una, impulsada también por su bajo coste en relación a los Pilots V-ball, que era lo que utilizaba hasta la fecha y cuyo precio al otro lado de los Pirineos me hacía llorar un poco. Me cautivó y de regreso en España desempolvé una pluma que llevaba años durmiendo el sueño de los justos en un cajón.

Se trataba esta estilográfica de una Waterman Hemisphere, que recibí siendo muy jovencita como premio en un concurso de escritura, precisamente. Este año, a través de una tienda que es como la cueva de Aladino, pero en enseres de escritura, me he hecho también con una Pilot Urban y con una Lamy Al-Star: plumas modestas, baratitas y para todos los días, pero que no por eso dejan de escribir de lujo. Y he entrado en el juego de las tintas: color negro y sepia son mis caballos de batalla, mientras que el verde y el violeta los reservo para las ocasiones más especiales.

Seguramente algo funciona regular en mi cabeza, porque a día de hoy, rodeada de tecnología como estamos todos, sigo teniendo que escribir a mano para que las ideas fluyan correctamente desde mi cabeza cuando estoy enfrascada en algo difícil. Ello me hace sospechar que el callo de mi dedo corazón, el típico callo de estudiante, volverá a florecer en todo su esplendor en esta etapa de escritura de tesis. En fin, por lo menos los instrumentos implicados son agradables de usar.

Y es que para mí el hecho de escribir siempre ha tenido muy mucho de fetichismo. Por eso, con bastante frecuencia plasmo mis bobadas en una libreta bonita. La de ahora es una Moleskine que me regaló mi padre hace unos años y a la que tengo bastante cariño. Aunque lo que de verdad me gustaría es saber dibujar y cuando me muevo por ahí poder llevar un cuaderno de viaje. Siento auténtica envidia sana de esa gente que se deja caer con la espalda contra un muro y en dos minutos realiza un boceto de lo que sea, mucho más real y sentido que una fotografía. Supongo que no todos podemos ser artistas, aunque de ser así el mundo sería un lugar tan agradable…

hemisphere