Tag Archives: naturaleza

Senderismo: de Bubión a Pórtugos

9 Nov

Una ruta que os recomiendo encarecidamente (a los pocos que me lean, porque Google me ha penalizado seriamente desde que cambié el nombre del blog y ya no recibo visitas) es la que va desde Bubión hasta Pórtugos, atravesando el área del río Bermejo. Ayer estuve allí con el autor del extinto blog “Jocosidades licenciosas”, que si lo conocéis no necesita presentación y si no lo conocéis es una pena y además os habéis perdido una web muy curiosa. A las 9.30 de la mañana cogimos el autobús fletado por el centro de actividades deportivas y tras una hora y media de camino llegamos a Bubión, listos para comenzar la excursión encuadrada en el ciclo “Recorridos de baja montaña”. Lo primero que nos comentaron los guías de la ruta es que no habría zonas llanas, sino que consistiría en subir sin parar hasta comenzar la bajada. Dicho lo cual, a caminar.

Tengo que confesar que la salida no comenzó de la mejor forma posible para mí. Pasé un rato regulero en la subida, que era muy empinada desde el principio y que empecé a un ritmo demasiado intenso para mi (aún) churri-forma física. La belleza de la montaña y la ausencia me golpearon a la par y acabé pensando más de la cuenta, agobiándome progresivamente por un peso que no era el de la mochila. Por suerte al poco tiempo la pendiente dejó de ser tan abrupta (o por lo menos dejó de parecérmelo) y el sol empezó a dejarse ver un poco más, aunque afortunadamente siguieron quedando jirones de nubes debajo de nosotros. Me encantan las nubes bajas. Para cuando comenzamos el descenso y vimos Pórtugos a lo lejos por primera vez ya estaba más que recuperada.

Pórtugos, chiquitito y blanco

Pórtugos, chiquitito y blanco

Comimos en el merendero de la Junta de los Ríos, en una parada más larga de lo que nos habría gustado pero en un sitio precioso, junto a la cascada de Tajo Cortés.

DSCN5648

Luego proseguimos la bajada, que ahora transcurría por un senderillo encajonado entre árboles, con el suelo sembrado de bellotas y nueces. Pasado un rato comenzó a cambiar la vegetación para dar paso al verde vivo de un castañar. El rumor de la acequia y el ruido grave y lejano de los cencerros de los rumiantes creaban una atmósfera mágica que ya no nos abandonó hasta que entramos en el pueblo, siguiendo el aroma del humo de leña.

Pórtugos es un pueblo precioso, pintoresco y tranquilo. Bebimos su agua ferruginosa en la Fuente de Agua Agria que hay bajo la ermita de la Virgen de las Angustias, y lo hicimos directamente del caño más amargo de los cinco (el de la derecha del todo). Después nos acercamos a curiosear el puesto gastronómico que tenía una señora junto a un merendero cercano. Compré una bolsita de higos secos alpujarreños, y nos llamó la atención una sección dedicada exclusivamente al cáñamo. Se ofertaban cañamones y cogollos “para fumar, cocinar y tomar en ensaladas” mediante reclamos como “no coloca, clarifica” y ” no es droga, es cultura”. Hoy he estado investigando un poco y he descubierto que por allí tienen una sociedad cooperativa que aboga por recuperar las plantaciones de cáñamo en la Alpujarra, Alsativa. La página web la tienen un poco desactualizada, pero imagino que continuarán. En cualquier caso es curioso cuanto menos. No compré nada, pero en la próxima ocasión que vuelva algo habrá que probar.

Por último, bajando por unas escaleritas desde el merendero descendimos hasta un manantial casi oculto, el Chorrerón. El hierro del agua ha teñido las paredes y el suelo de un color naranja rojizo, que contrasta con el exuberante follaje que coloniza todo.  Un sitio muy especial, y sin duda todo un regalo para acabar el día.

Como decía, merece mucho la pena pasar por aquí. A nosotros nos encantó.

(*) No conseguí hacer una foto decente del Chorrerón, así que la de derecha no es mía: la he tomado prestada del blog “Senderismo por Cádiz” (y por más sitios, como podréis comprobar si lo leéis…los viajes de este señor dan mucha envidia sana), concretamente de esta entrada. Un blog muy chulo y muy currado. Por supuesto, espero que su autor se ponga en contacto conmigo para que la retire si no le parece bien 🙂

Las minas de oro de Granada

19 Oct

Esta mañana he estado con Mario de mini-excursión en la antigua mina de oro romana de Granada. Está muy cerquita de la ciudad, entre la Alhambra y Cenes de la Vega.

La caminata ha sido agradable, charlando sobre lo divino y lo humano mientras divisábamos a lo lejos la ligera neblina que cubría hoy la sierra y que no nos ha permitido ver el paisaje en su totalidad. La única parte peliaguda ha sido la ascensión de un tramo que no llegaría a los 200 metros de longitud pero que juro que estaba casi en vertical. La verdad es que no estaba pensado como camino, creemos que era una especie de cortafuegos o similar, pero allá que hemos ido nosotros. Me he tenido que parar como 4 ó 5 ocasiones y sentarme cada vez. Porque yo no tengo vértigo, pero hoy debía de tener el día un poco tonto y cada vez que me paraba tenía la sensación de que iba a salir rodando pendiente abajo. Me he acordado mucho de mi padre. Siempre que le contaba que había hecho alguna excursión, tipo Vereda de la Estrella, me decía que tendría que federarme para tener un seguro por si me pasaba algo en el monte, y yo siempre le contestaba que era un exagerado, que tampoco me pasaba la vida haciendo senderismo y que cuando lo hacía siempre era en sitios fáciles, aptos para familias. Hoy por poco me tengo que comer mis palabras, pero afortunadamente no ha habido que lamentar ningún percance 😛

Luego hemos llegado a la parte de la mina, que es impresionante. El paisaje, erosionado y lleno de galerías, crea la ilusión de estar en otro planeta. Un plus ha sido que Mario me ha ido contando la historia de su explotación, desde los romanos hasta los franceses. No hemos hecho fotos, pero podéis ver algunas muy bonitas aquí y de paso leer un poco sobre el tema.

Para almorzar hemos tomado un cuscús riquísimo que había hecho Mario, sentados a la sombra de unos pinos. Me ha encantado el día. Y la culpa la tienen el susodicho, Granada y sus paisajes y el sol de mediados de octubre. Así que gracias =)