Archivo | Música RSS feed for this section

La lluvia en Granada

17 Nov

El día de hoy ha estado pasado por agua. Con tormenta incluida, con sus correspondientes relámpagos y truenos. Y yo llevo toda la tarde vagueando en el sofá, con series, libros, música y mantita. En tardes como ésta mi música también se vuelve lluviosa y melancólica (si es que a veces soy una moñas, qué queréis). Os dejo una muestra.

P.S. Odio a la gente que se dedica a transcribir la letra de las canciones en los vídeos de youtube (encima casi siempre con una fuente horrible, y en algunos casos sangrantes con faltas de ortografía- no sé si éste tendrá alguna, mi rabia es tan grande que no me he parado a mirarlo-). Mi odio se extiende a los que se dedican a coger una canción estupenda y fusilarla poniéndole un montaje de fotos cutre, cursi o vomitivo. ¿No pueden poner como imagen la puñetera carátula del disco y ya? Todavía lo de transcribir la letra lo entiendo para fines educativos como aprender el idioma (cosa que dudo sea la motivación principal de los que suben estos vídeos), pero incluso en ese caso youtube ofrece la magnífica opción de poder añadir subtítulos. Pero en fin, en youtube hay libertad (bueno, eso habría que matizarlo un poco) aunque en mi opinión esté reñida con el buen gusto. Y yo soy un poco cascarrabias y quejica, me acabo de dar cuenta al releer este párrafo (no os toméis al pie de la letra esta imagen que doy… en el fondo soy adorable).

P.S.2 Aunque me encante la lluvia, llevamos ya unos cuantos días y me da la impresión de que el mundo no volverá a estar seco nunca.   Y aprovechando un par de días de tregua que tuvimos (ayer y el anterior) puse una lavadora y por supuesto se me ha mojado toda la ropa. Que pare ya, por favor.

Última entrada

31 Dic

Última entrada, sí, pero del año. Ahora que por fin he conseguido escribir de tanto en tanto no me voy a retirar…

Nunca he sido muy de hacer balances del año que se va, y odio hacer propósitos para el que viene. Sin embargo, sí quiero dejar constancia de que 2010 ha tenido más cosas buenas que malas, a pesar de un par de meses más “reguleros”. Ha sido un año que me ha servido sobre todo para conocerme más, para saber quién soy y quién quiero seguir siendo.

Al final nos damos cuenta de que (aunque suene trillado) “se hace camino al andar”. Nadie lo ha dicho mejor que Machado, ni lo ha cantado mejor que Serrat. Así que me quedo con esta canción para despedir el año y dar la bienvenida al nuevo.

Feliz año 2011, a todos 🙂

Fin de semana de conciertos

25 Dic

– Hola, queremos una parcela para acampar esta noche. Un coche y dos tiendas.

– … ¿Vosotros sabéis que es invierno y que dan lluvia para esta noche? ¿Es que en Andalucía no os habéis enterado de que ya hace frío?- risas por nuestra parte-. ¿Y no preferís un bungalow mejor?

Y pagar 15 euros por persona en vez de 5, no te fastidia. Además, esa noche al final dormimos de lujo: llovió, sí, pero las tiendas aguantaron y el agua no llegó a calar. Y en mi saco de dormir de plumas se estaba muy calentita…

Esto ocurrió el fin de semana pasado en Valencia, cuando fuimos a ver un concierto de Ska-p. Salimos desde Granada Mamen, Bea y yo, pasamos por Almería para recoger a Jose y tiramos hacia Sagunto, siguiendo concienzudamente las instrucciones de Google Maps (porque sabemos lo que pasa cuando seguimos las de un GPS, y no queríamos que se repitiera otra situación como las 9 horas que tardamos desde Granada hasta Cádiz. Una historia memorable, en cualquier caso).

De todas formas, éste también ha sido un viaje para el recuerdo. Para empezar, descubrimos que los valencianos son tremendamente aficionados a las rotondas, pero que también son lo bastante buena gente como para regalarte una docena de vasos y para pegarse un viaje guiándote hasta La Nau si les parece que su explicación no te va a quedar muy clara. Hablando de La Nau, nos pareció un sitio guapísimo para hacer conciertos. Y nos metimos en un bucle absurdo y vivimos la misma situación varias veces (“Es una nave…” “¿Pero es un barrio?” “Creo que es la zona… y eso de ahí es un cine”).

Total, que el concierto nos encantó, aunque en ocasiones nos molieron a palos, “fluimos” con la gente y hasta alguno de nosotros hizo algún “amigo” llevado por la emoción del momento (Jose no sabía que hacer para quitarse a ese chico de encima xD). A mí por lo menos se me hizo muy corto, eso sí. No obstante, suscribo lo que me comentó un amigo: si Ska-p tocara todos sus temazos, el concierto duraría más de un día. Así que nos tuvimos que conformar con dos horas… No obstante, mi sorpresa fue mayúscula a la mañana siguiente, al descubrir que no había perdido la voz. Con todo lo que la usé, la verdad es que tuvo mérito.

Y en fin, éste será siempre el fin de semana que recordaremos como “el de los conciertos”, porque el de Ska-p fue un sábado y la noche anterior Bea, Jesús y yo habíamos ido a ver a Doctor Deseo. Recomiendo que si alguna vez tenéis la oportunidad, no dejéis de verlo. Yo disfruté muchísimo de una velada que fue íntima, cálida y de colores rojo y negro, y que me llegó a emocionar en determinados momentos.

Bueno, y para acabar y dadas las fechas en las que nos encontramos… feliz solsticio de invierno a todos.

La ciudad del viento

6 Dic

Siempre pienso en Almería cuando escucho esta canción, creo que se merece con creces esa categoría.

El viento, junto con el sol y el mar, es lo que hace de Almería una ciudad tan salubre (confirmado en las clases de Parasitología). El viento, que a su paso se va llevando todo lo malo, que todo lo purifica.

Desde la ciudad del viento, unos días de descanso. Escribiré más  a la vuelta.