Otoño

27 Sep

otoñoIba a escribir que no me gusta el otoño, pero no es cierto.

Siempre me ha gustado el fresquito que empieza a dejarse sentir, por más que sólo unos meses después ya esté echando de menos el verano. Otoño es entrar en las librerías a curiosear las novedades literarias y a comprar libros de texto, impregnándose la pituitaria con su particular olor a papel crujiente, novísimo. Es también el aroma a lluvia mojando las hojas secas que comienzan a alfombrar el suelo, el gusto de volver a abrigarse el cuello y de refugiarse del frío en una sala de cine calentita y oscura. Es mancharse las manos de carbón, irremediablemente, al comer un cucurucho de castañas por la calle. Rondar de vez en cuando por el teatro, deseando que este año representen Don Juan Tenorio en la ciudad el día de difuntos. Y los colores cálidos, un torbellino de rojos, naranjas y amarillos.

El otoño, a despecho de su imagen de naturaleza moribunda, es una perfecta metáfora de nuevos comienzos. Sólo que para mí, para nosotros, hace ya un año que representa el fin de todas las cosas. Quizás algún día nos reconciliemos con él, pero de momento el año, y la vida tal cual la conocíamos, acaba cada 27 de septiembre.

Una respuesta para “Otoño”

  1. ampwjb septiembre 28, 2015 a 9:09 pm #

    El otoño no deja de simbolizar el cómo las cosas se apagan y siempre va a ser una estación nostálgica. Estoy seguro de que a pesar de los acontecimientos podrás volver a disfrutar de esa sana melancolía que trae el cambio de estación. Un abrazo grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: